Visor de contenido web

Violencia de género

La violencia de género supone la máxima expresión de la desigualdad y discriminación hacia las mujeres existente en nuestra sociedad. Constituye un brutal atentado contra la integridad, la dignidad e incluso la vida de las mujeres. Se trata de una violencia que afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Se entiende por violencia sobre la mujer todo comportamiento por el que un hombre provoca a la mujer daños físicos, sexuales y/o psicológicos, a causa de la situación de desigualdad y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres; incluidas las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

¿Cómo saber si estás en situación de riesgo?

Hay muchas formas de manifestación de la violencia contra las mujeres pero todas siguen un mismo objetivo: atentar contra la dignidad y/o integridad de la mujer con el fin de que el agresor aumente su grado de poder y control sobre ella.

Aquí te mostramos algunas de las posibles situaciones de maltrato para poder identificarlas:

Violencia física

Toda conducta que, directa o indirectamente, esté dirigida a ocasionar daño o sufrimiento físico sobre la mujer que pueda producir lesiones como pellizcos, emujones, tirones de pelo, eritemas, erosiones, heridas, hematomas, quemaduras, esguinces, luxaciones, fracturas o cualquier otro maltrato que atente contra la integridad física de la misma, con resultado o riesgo de lesión o muerte. 

Violencia psicológica

toda aquella conducta que atenta contra la integridad psíquica y emocional de la mujer, mediante amenazas (te voy a matar, te vas a quedar en la calle, te voy a quitar a los niños, te voy a hundir...), insultos (estás loca, zorra, fea, histérica, ignorante…), humillaciones en privado o en público, coacciones, menosprecio del valor personal o dignidad (mala madre, no sabes nada, ¿Que no fuera por mi dónde irías?...), exigencia de obediencia (exige que vistas como el quiere, no quiere que estudies, llegas a casa a la hora que el te dice...), aislamiento social (impedir o limitar relaciones con familiares o amigos), culpabilización (acusaciones constantes de infidelidades o coqueteos con otros hombres, culpabilización a la mujer de todos los problemas, justifica su comportamiento violento culpabilizando a la mujer: "mira lo que me has hecho", "no me has dejado otra opción", "me pones muy nervioso"...), incomunicación o silencio reiterado y privación de libertad (prohibe salidas, limita horarios, controla toda tu actividad y movimientos...). Así mismo, se considera violencia psicológica toda conducta dirigida a ocasionar daños a bienes de la víctima, con el objeto de infligir miedo o temor en ésta. 

El maltrato psíquico es el más difícil de detectar, dado que sus manifestaciones pueden adquirir gran sutileza; no obstante, su persistencia en el tiempo deteriora gravemente la estabilidad emocional, destruyendo la autoestima y la personalidad de la mujer.

Violencia sexual y abusos sexuales

Incluyen cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer, y que abarcan la imposición, mediante la fuerza o con intimidación, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el agresor guarde o no relación conjugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la víctima.

Violencia económica

Toda limitación o privación, no justificada legalmente, de bienes, recursos patrimoniales o derechos económicos, comprendidos en el ámbito de convivencia de la pareja o en los casos de ruptura de la relación.

En estos casos el maltratador suele considerar que la mujer es incompetente, que no administra bien o gasta el dinero en cosas innecesarias, por lo que no puede tomar decisiones sobre el destino del gasto. 

Trata de mujeres y niñas

Se entiende ésta como la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de mujeres, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, con fines de explotación sexual.

Mutilación genital femenina u otras prácticas tradicionales y/o culturales nocivas o perjudiciales para las muejres y niñas

¿Qué puedes hacer si crees que estás siendo maltratada?

  • En cualquier caso y, con carácter general, en caso de urgencia llama o acude personalmente a la Policía o al Juzgado de Guardia para interponer la correspondiente denuncia, solicitando la adopción de medidas de protección oportunas.
  • Puedes llamar al teléfono 016. Se trata de un servicio telefónico gratuito que está en funcionamiento 24 horas los 365 días del año y que tiene por objeto la prestación de información y asesoramiento jurídico en materia de violencia de género. Puedes llamar desde cualquier sitio porque las llamadas que hagas a este número no dejarán ningún rastro en la factura del teléfono y todo lo que habléis será absolutamente confidencial. Además, ellos pueden derivar tu llamada al 112 de la Comunitat Valenciana si crees estar en peligro, o a los Centros Mujer 24 Horas de la Comunidad.
  • Puedes acudir a las Oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito situadas en las sedes de varios Juzgados de la Comunitat Valenciana, donde un profesional te facilitará información y asesoramiento personalizado, con carácter gratuito y, en su caso, te derivará a los recursos más adecuados en atención a las circunstancias concretas planteadas sobre tu situación y el hecho relatado. En las Oficinas pueden asesorarte a la hora de interponer la denuncia.
  • Sin perjuicio de lo anterior, en los Centros Mujer 24 Horas encontrarás un recurso público gratuito cuya finalidad es procurar atención integral a las mujeres víctimas de: malos tratos físicos y/o psíquicos, agresiones sexuales, abusos sexuales u acoso sexual. Recibirás una atención directa gratuita en el ámbito social, psicológico y jurídico, por parte de profesionales, durante las 24 horas del día los 365 días del año. Su número de teléfono es el 900 580 888 y también atiende de forma ininterumpida, pero es más fácil de recordar el 016 y pedir que deriven tu llamada a tu comunidad autónoma. 

Más información sobre los recursos disponibles

Teléfonos contra el maltrato

  • Emergencias – 112

  • Contra el maltrato Ministerio – 016

  • Policía Nacional – 091

  • Guardia Civil – 062

  • Centro Mujer 24h – 900 580 888

Te puede interesar